Miguel Lifschitz
Responsive image

Lifschitz participó de la apertura de la XXI Cumbre de Mercociudades

El evento, que reunió a más de 200 funcionarios de países de Sudamérica
23.11.2016 Este miércoles, en el Teatro Municipal “1º de Mayo” de la ciudad de Santa Fe, el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, participó de la apertura de la XXI Cumbre de Mercociudades, el evento anual de la Red de gobiernos locales del Mercosur, referente en los procesos de integración.

En esta edición, asisten cerca de 200 visitantes extranjeros a los que se suman los intendentes y representantes de ciudades de distintas provincias que integran la Red. El lema es “Construcción de ciudades resilientes en el marco de la integración regional” y, por primera vez, Santa Fe fue elegida para presidirla en el período 2016-2017.

Lifschitz aseguró que “es un orgullo para nuestra provincia ser anfitriones de este evento realmente importante, un encuentro de gobiernos locales de toda América del Sur” que no solo sirve para “generar un encuentro e intercambio de experiencias sino para contribuir de manera protagónica en el proceso de integración regional”.

La red hoy está integrada por “gobiernos de todos los países de América del Sur y esto le da una extraordinaria vigencia porque se han ido renovando con los cambios democráticos los intendentes, los prefeitos, los gobiernos, los colores políticos y la red no solo ha sobrevivido sino que se ha ido fortaleciendo”.

El gobernador aseguró que “no se puede pensar la ciudad en el término de un gobierno” sino que “hay que pensar a largo plazo. La planificación estratégica requiere hoy mayor dinamismo. Hoy necesitamos una planificación dinámica, flexible y articuladora que se tiene que ir construyendo en el día a día pero sin perder los grandes lineamientos y los grandes objetivos”. Asimismo, aseguró que “hoy la sociedad nos exige escucha, consulta y participación. Tenemos una sociedad civil mucho más organizada pero más demandante que quiere participar y le exige más al Estado y a los gobiernos locales porque tienen más proximidad”.

“Uno de los grandes desafíos de los gobiernos municipales es cómo canalizar constructivamente esa demanda de participación de la sociedad, cómo generar espacios donde los ciudadanos puedan sentirse escuchados” y, a la vez, indicó que “la tarea de un intendente es fortalecer la identidad y la autoestima de los ciudadanos, y lograr que se sientan orgullosos de su ciudad”, aseveró.